Peace is a Divine Kiss

Series: 
Love Matters
Week: 
39

Transcript: 

On the night of Christ’s Resurrection, he visits the disciples upstairs in the room.  He first says, “Peace be to you.”  And he shows them his wounds. Then he said it again, “Peace be to you.”  Peace is like a divine kiss.  It establishes a certain disposition of enjoyment or contentment or readiness for the relationship, whatever it is.  And then he breathes on them.  This is a very significant symbol because he clarifies it in case there’s any doubt: “Receive the Holy Spirit.” So, the kisses become even more passionate, you might say, in the spiritual sense and the giving of the Spirit is the interpenetration of spirits.  It’s the consummation of the love moment of the marriage of the conjugal experience of union with God that is described as the “spiritual marriage,” which again is not enough.  There’s always more in this relationship with God and so in some of the other world traditions and in the Jewish- Christian, there is this idea of non-duality - that the marriage moves to ever deeper levels of selfless love, of agapic love, and service of one another.  So, what is a kiss except a desire to enter into the other or to merge with the other and so on, to be one with the other?  

 

El amor es un beso divino

En la noche de la resurrección, cuando Cristo visita a los discípulos en la habitación de la planta alta, primero dice “La paz sea con ustedes” y les muestra sus heridas, y luego lo dice otra vez – “la paz sea con ustedes”- La paz es como un beso divino. Establece una cierta actitud de gozo, de satisfacción y de disposición para la relación, cualquiera sea esta. Luego Cristo respiró sobre ellos. Este es un símbolo muy significativo, porque el aliento es – y Él lo aclara en caso de que hubiera alguna duda – recibir el Espíritu Santo. Por lo tanto, podríamos decir que, en un sentido espiritual, el beso se ha vuelto aún más apasionado, y la entrega del Espíritu es la mutua penetración de espíritus,  la consumación del momento de amor, del matrimonio, de la experiencia conyugal de unión con Dios que se describe como matrimonio espiritual. Lo que nuevamente no es suficiente. ¡Hay más, siempre hay más en esta relación! Y por eso en algunas de las otras grandes tradiciones del mundo y en la tradición judeocristiana existe la idea de la no dualidad, de que el matrimonio nos atrae a niveles cada vez más profundos de amor altruista, de amor agápico, de servicio mutuo. ¿Qué es un beso sino el deseo de entrar en el otro, de fusionarse con el otro, de ser uno con el otro?

 

Category: 
God Is Love